Siguenos en TwitterSiguenos en Facebook

El Barça canta el alirón en casa del Atlético

El FC Barcelona se ha proclamado campeón de la Liga 2014-2015 ante el Atlético de Madrid, tras vencerle en el Calderón por 0-1. El gol de Messi ha sido suficiente para que los azulgranas sumen su 23ª campeonato liguero dos años después y suceden en el trono a los rojiblancos. [Datos del Atlético 0 - Barcelona 1]

La victoria del Real Madrid en casa del Espanyol no ha sido suficiente para retrasar hasta la última jornada el título del Barça, al que le bastaba con lograr el mismo resultado que los blancos para levantar el título, como finalmente ha ocurrido.

El Barcelona cosecha el primer título de los tres en disputa y ya solo 180 minutos le separan de repetir el triplete de 2009 con Guardiola al frente del partido, con la final de la Copa del Rey del próximo día 30 ante el Athletic, y la de la Champions del 6 de junio en el Olímpico de Berlín ante la Juventus de Turín.

Los duelos entre rojiblancos y azulgranas suelen deparar tardes intensas de fútbol, pero la primera mitad fue la excepción que confirma la regla. A pesar de que el Atlético se jugaba cerrar la tercera plaza y el Barça la Liga, ambos equipos salieron a especular, más pendientes de los transistores que de marcar gol.

La primera y mejor ocasión antes del descanso llegó a los siete minutos, fruto de un córner botado por Koke desde la izquierda al primer palo. El central uruguayo Giménez sacó un testarazo de cabeza para el lucimiento de Claudio Bravo, que sacó una mano salvadora para evitar el 1-0.

Los rojiblancos dispusieron de tres saques de esquina en apenas diez minutos y poco más hicieron en ataque en la primera mitad. Sin embargo, sí que tuvieron que estar más efectivos y atentos en la labor defensiva.

Messi calienta la puntería
Messi, en un gran estado de forma, tuvo tres buenas ocasiones para haber adelantado al Barcelona, dos de ellas con lanzamientos fáciles desde la frontal para la intervención de Oblak. La tercera oportunidad fue un error en la marca de Giménez, que se dejó ganar la espalda para el remate de cabeza dentro del área del argentino.

Al borde del minuto 20, Undiano Mallenco, el colegiado del choque, no vio la clara mano de Juanfran a tiro de Messi con la testa dentro del área. Sería el primer error de envergadura del árbitro del colegio Navarro.

El Atlético se prodigó poco en ataque, con un Torres desesperado en la punta, intentando luchar con los centrales los pocos balones que le llegaban. Gabi tuvo una tímida ocasión con un chut desviado al palo izquierdo de Bravo.

El otro error de Undiano llegó a la media hora, cuando picó, a medias, en el teatrillo de Alves. El lateral derecho se marchó por la derecha y cuando llegaba a la línea de fondo sintió a Godín y se dejó caer dentro del área como si hubiese sido zancadilleado, nada más lejos de la realidad.

El colegiado no pitó penalti, pero sí apreció una falta del uruguayo al brasileó fuera del área, acción por la que vio la tarjeta amarilla. No hubo contacto, pero de haberse dado, habría sido dentro de la línea. El libre directo se encargó de estrellarlo Messi en el larguero de Oblak, en la mejor ocasión del Barça para haberse puesto por delante en el marcador.

Antes de poner rumbo a los vestuarios, Dani Alves se sacó un gran disparo desde el pico derecho, como en sus mejores momentos, y obligó al cancerbero esloveno a meter una mano espectacular.

El '10' del Barça siempre aparece
La vuelta del descanso trajo tras de sí a un Barcelona mucho más enchufado y en busca de la conquista definitiva de la Liga, para devolverle la celebración en campo contrario al Atlético de Madrid un año después.

El Atlético lo intentó de nuevo en una jugada a balón parado, con un cabezazo de Godín al primer palo, tras otro saque de esquina bien ejecutado por Koke. El balón se marchó por encima del travesaño de Bravo, llevaba mucha potencia pero poca precisión.

Con el 0-0 y el Madrid ganando en Cornellá, un gol de los rojiblancos hubieses retrasado el alirón culé hasta la última jornada. Gol que pudo hacer Torres en una contra, pero el delantero de Fuenlabrada no fue capaz de batir a Bravo con su tiro cruzado al palo largo, corría el minuto 54. Hasta ahí llegó el Atleti.

El Barcelona empezó a encomendarse a un gran Messi y a enlazar jugada peligrosa tras jugada peligrosa, hasta el gol definitivo de la 'Pulga' en el minuto 65. Para entonces, el Madrid ya ganaba de nuevo al Espanyol, pero de nada iba a servir.

El argentino se inventó una de sus típicas paredes dentro del área en un palmo de terreno, para encontrar el único hueco para batir a Oblak. El socio de Messi para descolocar la zaga rojiblanca fue Pedro. El jugador franquicia del Barcelona sumó su gol número 41 del campeonato liguero y se queda a cuatro de Cristiano en la lucha por el 'pichichi', a falta de una jornada.

Antes del final, Siqueira tuvo en sus botas el aplazamiento del alirón con un mísil que se sacó desde 25 metros. El tiro del lateral 'colchonero' fue despejado a córner por Bravo. También Oblak metió otra gran mano para evitar el segundo de Messi sobre la bocina.

El Barcelona ha sumado su título número 23 de Liga en el Vicente Calderón y le devuelve la moneda al Atlético, que hace un años hizo lo mismo en el Camp Nou para llevarse el título de la regularidad. El próximo reto será la final de Copa ante el Athletic, luego, toca luchar por la quinta Champions ante la Juventus.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Publcidad

Banner
ganeOempate 1.2.9 by JulioLeiva